El/la adolescente: una interpretación

Resumen: El sistema emocional tiene mucho que ver con la actual supremacía de la especie humana en el conjunto de la biosfera. El egocentrismo de la adolescencia produce una depresión de la empatía. El cerrarse a las otras edades y la simpatía por los iguales hace que se constituya de una manera compacta el grupo de coetáneos. El enfado les va a servir para tener energía para abordar esas nuevas tareas. Es una época de experimentación. Las huellas que deja está época van a durar toda la vida.

La visión de ISIE es una visión positiva de las emociones. Estas existen en los mamíferos adolescencia1superiores, y especialmente en el hombre, porque proporcionan una ventaja adaptativa, ventaja que ha sido clave para la supervivencia de esas especies, y de modo señalado la humana. De tal modo que el sistema emocional tiene mucho que ver con la actual supremacía de la especie humana en el conjunto de la biosfera. Este es un punto sobre el que ya escribió Charles Darwin (En 1873 publica: La expresión de las emociones en los animales y en el hombre).

Desde esta perspectiva las emociones deberían proporcionar también una ventaja adaptativa, no solo como una afirmación general, sino algo que se pudiese comprobar en cada una de las etapas del desarrollo de la especie humana, y por tanto también en la adolescencia.

La adolescencia es, tal como hemos indicado ya y resumimos ahora, una época egocéntrica (la segunda después de la que se produce en la primera infancia). Este egocentrismo produce una depresión de la empatía, que ya estaba comenzando a desarrollarse en etapas anteriores. El adolescente conecta mal con las otras edades diferentes de la suya, tanto niños, como adultos. A la vez genera una simpatía hacia sus coetáneos, una conexión e identificación con sus iguales.

Además se produce una depresión del sentido del riesgo, que hace que el adolescente posea una peculiar relación con el miedo. Además se trata de un período en el que el enfado está a flor de piel, debido a que el adolescente debe establecer su territorio de autonomía.

¿En que sentido todas estas emociones proporcionan a la especie una ventaja adapatativa?

El cerrarse a las otras edades y la simpatía por los iguales hace que se sans-titre-180constituya de una manera compacta el grupo de coetáneos que está llegando a la edad adulta. Esta fuerte cohesión de grupo se establece por vínculos con aquellos (la misma generación) con la que se va a compartir la edad adulta. El grupo podrá realizar así tareas más grandes y durante toda la existencia se contará con apoyos para realizar esas tareas.

Si, además, tenemos en cuenta que se ha deprimido la sensación de riesgo, vemos que esto va precisamente a permitir afrontar esas tareas de un modo nuevo, diferente a las generaciones anteriores, modos en que no se había afrontado todavía. Luego tenemos un grupo cohesionado que puede afrontar de un modo nuevo las dificultades. Esto constituye realmente una generación nueva.

El enfado les va a servir para tener energía para abordar esas nuevas tareas, y también para hacerse un espacio entre las generaciones previas: reivindica su derecho a un espacio.

Todo esto configura una nueva escala de valores: elecciones que se realizan con una valoración nueva, que hasta ese momento no se han  realizado. Esto es algo que los adolescentes tiene claro: es una época de experimentación.

Las huellas que deja está época van a durar toda la vida. Lo que hicimos en la adolescencia, la música que oímos, las experiencias que vivimos, el modo que en que nos relacionamos, las personas con las compartimos esa época, van a quedar indeleblemente grabadas en la memoria.

7175740-groupe-de-quatre-filles-adolescentes-se-prendre-en-photo-avec-camera-assis-sur-le-banc-en-automne-paEs una época de vaivenes emocionales, pero esos vaivenes van a contribuir precisamente a ese impactar la memoria y van a constituir los límites dentro de los que se va a vivir el resto de la vida adulta.

Por esto vivir la adolescencia como tal es clave, es algo muy importante para las personas y una carencia enorme cuando no han podido hacerlo, experimentaran esos vaivenes más adelante, pero ya en momentos en que se esperan los resultados y sobre todo sin el acompañamiento emocional que las hace verdaderamente posibles durante la adolescencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s