La violencia, el conflicto y la gestión del enfado.

Nuestras aulas parecen estar llenas de conflicto y de violencia y este es un problema que parece incrementarse con fenómenos como el bullying y el acoso escolar. Desde muy pequeños parece que los seres humanos establecen grados que nos parecen inaceptables de violencia, tanto física como verbal, y de agresividad en las relaciones. Los grupos humanos tienen un elemento desestructurador central precisamente en ese uso de la violencia y de la agresión. He puesto estructurador, porque de ese modo se estructuran grupos, bandas, y se establecen relacione de superioridad y de sumisión que realmente son patológicas en un grupo bien estructurado.

Muchas veces nos sentimos impotentes porque no llegamos ni siquiera a atajar los episodios más violentos y porque muchas de esas relaciones se establecen fuera del alcance del docente o del educador. Esto tiene una lógica, ya que son fenómenos que alteran la conformación de la autoridad en la organización social y por tanto surgen lejos de la autoridad formalmente establecida. Es decir la violencia tiende a ejercerse fuera de la vista de la autoridad de forma instintiva desde que los niños son muy pequeños.

Quiero primero establecer una distinción entre violencia y conflicto.

Diapositiva9

Resumo: El conflicto es natural y estamos dotados para resolverlo. La violencia es inaceptable porque daña a la persona, esto es lo más importante, y de ese modo destruye el entramado social.

Diapositiva10

Hago notar que el maltrato es entre personas, no sencillamente entre iguales. Los docentes que son la autoridad natural en el aula tienen un peso enorme sobre todo por el modo cómo ejercen esa autoridad y por el tipo de relaciones que establecen con los alumnos. Esta es evidentemente una clave de la Educación Emocional.

Diapositiva11

Y aquí tenemos el gran problema al que nos enfrentamos porque tendemos a gestionar solo desde la disciplina, es decir cuando las normas sociales se han roto y buscamos recomponerlas. Se establece así una dialéctica en la que solo intervienen violencia y disciplina que resulta muy común en los ambientes escolares. Un sistema represivo del que ya habla san Juan Bosco de quien se cumple este año los 200 desde su nacimiento. El ya vio con neta claridad que un sistema represivo no era educación.

Diapositiva12

Entrar en sistemas represivos es una dinámica perversa del sistema. Es importante darse cuenta que no se entra en la solución del problema. El sistema educativo en general debe darse cuenta que como elemento integrante imprescindible de la educación debe formar parte la Educación Emocional de forma que se establezca un sistema preventivo de la violencia.

Esto pasa por una visión positiva del conflicto y una formación tanto de docentes como de alumnos en gestión del conflicto.

Diapositiva13

 Para asimilarlos así sería necesario que cada comunidad escolar, colegio, escuela, instituto instaurase las siguientes bases:

Diapositiva14

En resumidas cuentas es fundamental instaurar un sistema completo de Educación Emocional que abarque a toda la comunidad escolar: alumnos, docentes y padres. Sin este esfuerzo la violencia seguirá siendo crónica en nuestras aulas y careceremos de las armas adecuadas para afrontar el bullying, el acoso, y en general la convivencia en el aula que es donde nuestro hijos aprenden a relacionarse y a socializar.

Un comentario en “La violencia, el conflicto y la gestión del enfado.

  1. Pingback: La violencia, el conflicto y la gestión del enfado. | MonPsicología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s