Noor: su comunicación

Resumen: Siempre se ha comunicado eficazmente comunicación corporal en todas sus posibilidades. El vínculo es para ella muy importante: elige en función de la fuerza del vínculo afectivo que percibe. Para ella son muy importantes objetos con los que tenga afecto

Voy a sacar algunas conclusiones sobre su comunicación, una vez que he hablado en una entrada anterior de su lenguaje. Hay una distancia mayor de lo que se cree entre comunicación y verbalización, es decir posesión de un lenguaje verbal, y en una niña de esta edad esta distancia se observa netamente.

Siempre se ha comunicado eficazmente. De un modo u otro siempre he terminado sabiendo que quería, y su madre y sus hermanos también. Poseía muy pocas palabras y sin embargo se ha comunicado y francamente bien. No solo consigue hacerse entender sino que sabe manejar tanto a mí, como a sus hermanos, para que hagamos lo que quiere. Es decir buena comunicación y buen manejo de las relaciones.

Hecha esa constatación hay que ver cuál es el «lenguaje» que utiliza, ya que posee muy pocas palabras. La contestación no es otro que la comunicación corporal en todas sus posibilidades: llanto, enfado, gestos de afecto (los besos ha tardado en darlos, no así caricias o abrazos). Y este lenguaje corporal es muy eficaz, y se percibe. Y me añado que me sorprende que no se estudie y aprenda más, pues es un componente constante de la comunicación, aunque nos dé la impresión de que el lenguaje verbal lo tape a partir del momento en que aparece.

Especialmente buen manejo de la atención hacia ella, algo en lo que pone interés y desde lo que se comunica. El vínculo es para ella muy importante. Sus relaciones van en función del vínculo afectivo. Es decir funciona desde el sistema emocional para establecer sus relaciones. Según la fuerza del afecto, vínculo, hay aceptación o rechazo. Los demás perciben con claridad este lenguaje del vínculo y lo respetan, y mucho. Si ella quiere estar con una persona, el entorno acepta esto, menos pequeños celos que hace surgir entre padre y madre y entre los hermanos por su aceptación o rechazo.

Lo matizo, yo no percibo rechazo emocional en Noor, ya he hablado específicamente de la ausencia de asco en ella, sino que elige en función de la fuerza del vínculo afectivo que percibe. Los más fuertes son los de su padre y su madre, después sus hermanos, de modo que si se siente insegura, va a meterse entre las piernas de quien tenga con ella mayor vínculo de los que estén presentes. Es decir emocionalmente no funciona desde el rechazo, sino desde la inseguridad-seguridad, que emocionalmente se encuentran dentro de la familia del miedo.

Esto funciona tanto para las personas como para las cosas. Para ella son muy importantes objetos con los que tenga afecto, por ejemplo los caballos que han sido sus muñecos desde muy pequeña (no ha tenido en realidad muñecas, sino unos cuantos caballitos). Siempre ha querido llevarse los caballos o diversas otras cosas a la escuela infantil, aunque enseguida comprendió, yo no tanto, que no podía meter los objetos en la clase y me los daba junto al chupete en el momento de entrar.

He de decir que para mí el chupete, que no ha cogido hasta el año y algunos meses, cumple esta misma función: es un elemento afectivo que le proporciona seguridad y contacto afectivo constante. Ella pone a tención a sus chupetes, los cuida, los lleva encima, etc.

Noor: su lenguaje verbal

Resumen: En el primer momento casi todo ha ido a través del llanto, después ha ido apareciendo el lenguaje. Imitación de sonidos, tanto de la cosa en si, como de la palabra con que los demás la denominábamos. Ha comenzado en lo general para llegar a lo particular, con generalizaciones muy amplias. Los dibujos son más eficaces para ella que las fotografías

En muchos sitios hablo de la comunicación de Noor, ahora voy a tratar especificamente de mis observaciones sobre su lenguaje verbal. Debo decir que ella está aprendiendo 2 idiomas a la vez. El español, que le hablo yo, y es el que utiliza el entorno, porque vivimos en España, y el árabe que su madre utiliza con ella. Aparte de bastantes palabras del inglés. Por ejemplo utiliza beso en 3 idiomas. Todo esto no parece haberle provocado problema alguno y lo utiliza indistinto.

En el primer momento casi todo ha ido a través del llanto. Y cuando lloraba, el llanto podía expresar una gran variedad de cosas, pero siempre significaba algo concreto. El llanto en mi apreciación es de las primeras formas de expresión y por ello se encuentra en el origen tanto del lenguaje verbal, como de la comunicación corporal, aunque no sea evidentemente la única expresión de esta que aparece desde el principio.

Especialmente el llanto ha estado conectado con sus necesidades básicas: comer, beber, dormir, frio, calor, etc. Un desajuste en ellas hacía que, primero de un modo instintivo, provocado por la misma necesidad, sin modulación de la expresión. Pero cada vez de un modo más consciente e intencional. De modo que el llanto ahora es también instrumental y no solo primario.

Junto a ese desarrollo ha ido apareciendo el lenguaje verbal. Primero con muchas onomatopeyas, y muy sencillo. Imitación de sonidos, tanto de la cosa en si, como de la palabra con que los demás la denominábamos. Los términos han sido: pío-pio para los pájaros, guau-guau para los perros, tito para el gato (tenemos uno y seguro que procede de ga-tito), brrr para el coche. Pio nany para decir que era de noche y pío no  nany para el día (algo que todavía utiliza). Cacan para dar las gracias (procede del sucran árabe) algo que hace desde muy pequeña, y que utiliza con frecuencia. Aga, para el agua. Para hablar de los caballos utiliza gestos que imitan el ir a caballo y chasquea la lengua.

Decía una especie de frases donde solo se entendían las pocas palabras que utilizaba, del resto nada, era como un brrrrrrrr!!! continuado entre términos que expresaban lo que quería. Yo pienso que por imitación. Percibía que los demás decíamos frases y ella también, aunque frase en verdad no había.

Enseguida ha sabido realizar generalizaciones muy amplias. Tito (gato) tanto servía para gato, como para cualquier otro felino. Aga tanto para agua, como cualquier otro líquido: zumo, coca-cola, ir a la playa ha sido también aga. Llover: cae aga (aunque cae es reciente). Pes, para todos los peces. Pio todas las aves. Es decir, algo que me ha sorprendido, ha sido antes lo general que lo particular.

Entre estas generalizaciones ha utilizado papá para todos los hombres y mamá para las mujeres, aunque esto duró poco. A su hermana mayor la llama mami, aún la llama así y a sus otros 2 hermanos comenzó así. Con la insistencia del chico pasó a llamarle papi y a su otra hermana, algo más adelante, cambió a su nombre: Imen. A los bebés, nene, ahora empieza a ponerles su nombre. Solo lo ha usado para un compañero de la escuela infantil, Alan, a quien achacaba todos los males.

Algo que me sorprendió mucho fue cuando, alrededor del año, identifico un pio-pio en el logo de un supermercado. He visto que los dibujos son más eficaces para ella que las fotografías, los dibujos animados más que lo filmado. Es decir tiene mucha capacidad de lo esquemático, y lo identifica bien y rápido. Aquí también funciona mejor partiendo de lo general, de rasgos esquemáticos, antes que de lo particular.

Ahora, desde los 2 años y medio, de pronto empieza a utilizar unas frases muy correctas, donde aparecen ya muchas palabras, no correctamente pronunciadas, sino con términos en los que imita el sonido de las palabras que oye. Pero de esto ya habrá tiempo para hablar.