Mi gato, las emociones y la libertad

Resumen. Mi gato moriría si lo suelto en la calle después de vivir 4 años en casa. Mi gato es único. No puedo decir sencillamente que es un gato como cualquier otro gato. Los mamíferos superiores tienen un sistema emocional que les hace adaptarse a la experiencia vivida y cada uno debido a ello es realmente diferente y único.

Tengo una observación que quizá puede resultar curiosa, pero que para mi es significativa. Hoy he tenido un rato a mi gato en las piernas mientras desayunaba y me he dado cuenta que es un gato tan casero que si lo soltase por la calle, ahora que hace realmente frío, lo más probable es que muriese en poco tiempo por ser incapaz de adaptarse a un cambio tan cruel de las condiciones en que vive.

Esta idea me ha contrastado con otra que he utilizado bastantes veces en mis clases de antropología, tratando de entender la especificidad del ser hombre. La frase que utilizaba es que un perro es siempre un perro. Igualmente se podría decir que un gato es siempre un gato. Esta frase quiere destacar, por contraste la idea de que una persona no está definida desde su inicio. Cuando un niño nace no sabemos quién va ser, hay demasiadas posibilidades. Cada persona es realmente alguien único. Esa originalidad viene determinada por su libertad y las experiencias que efectivamente se encuentre en el transcurso de su vida. Esas experiencias se acumulan  como sentimientos: las emociones producidas en cada situación conservadas con un significado. La libertad trabaja con esas vivencias, puede modificarlas, pero no puede prescindir de ellas. Afrontamos cada nuevo reto con la vivencia almacenada de lo ya vivido. Y lo más difícil es precisamente cambiar esas vivencias cuando vemos que ya no son adaptativas a nuevas situaciones. Lo más difícil es desaprender.

Lo curioso es que hoy me he dado cuenta de que mi gato es también único entre todos los gatos y que también tiene una serie de experiencias acumuladas. Tiene emociones con significados (?) de las diferentes experiencias de su vida. Eso es precisamente lo que le impediría afrontar una situación tan nueva. Lo difícil para él es también desaprender, y no lo haría de modo sencillo.

Los mamíferos superiores tienen un sistema emocional que les hace adaptarse a la experiencia vivida y cada uno debido a ello es realmente diferente y único.

Luego tengo que rectificar mi frase de que un gato siempre es un gato, es realmente un gato, pero original y único. Y es único porque tiene emociones: miedo, enfado, tranquilidad, muestra afecto, busca compañía… y esas emociones le han ido modelando a lo largo de su vida. No he trabajado este tema pero me gustaría conocer estudios sobre las emociones en los mamíferos y biólogos que me rectifiquen o aprueben las observaciones de esta entrada.

Tengo que repensar el papel de la libertad como algo específico humano. Realmente difícil esto de definir la libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s