Amenazar a los niños

30786337_s

En el lenguaje que utilizamos con los niños está presente de un modo continuo la amenaza: “si no te portas bien, no sales a jugar al parque”, “si no recoges la ropa no me acompañas esta tarde (algo que sabemos hace ilusión al niño)”. Esto no solo lo hacen padre y madre, sino en general todas las figuras con edad superior al niño y que se relacionan con él. Es tan habitual que ni siquiera se percibe en muchas ocasiones la grave incidencia que tiene en el mundo del niño y se utiliza como un modo de amplificar la fuerza de nuestra comunicación.

Sigue leyendo

Sincronización emocional

Una investigación reciente del laboratorio Louis Schmidt de la universidad McMaster de Canadá prueba que en los primeros meses de desarrollo el bebe humano se sincroniza emocionalmente con su madre. El experimento es muy sencillo, teniendo al bebe encima se pone a ambos músicas de diferentes tipos. Sucede lo siguiente.

mama y bebé

mama y bebé

Sigue leyendo

El papel del padre en la lactancia

Teresa Escudero Ozores. Médico Pediatra, Doula y coach emocional. http://nacerlactaramar.blogspot.com/

Quiero dedicar este artículo a todos esos hombres que ya han transitado por éste camino, y muy especialmente a los autores del libro “Una nueva paternidad”. Gracias, hombres, por vuestros testimonios. Recomiendo encarecidamente éste libro a todo papá que quiera ser partícipe de la crianza de su hijo (http://psicologiaceibe.blogspot.com.es/p/libro-una-nueva-paternidad.html)

820368_66368326

Sigue leyendo

Blay Llaudaró, Enrique: El bebé emocional La semilla del amor. Gestación, nacimiento y crianza (hasta los 2 años)

Entrada escrita por Begoña Morales López, profesora de infantil.

Comentario del libro publicado por: Editorial Círculo Rojo- Educación blay llauradoInfantil. Febrero 2012

Enrique Blay es Diplomado en Psicología del Desarrollo/Terapeuta Psico-emocional especializado en la época primera del ser humano -gestación, nacimiento y primera infancia- bajo la perspectiva de lo que siente y necesita un bebé para su desarrollo en armonía.

En su libro El bebé emocional destaca la importancia de satisfacer las necesidades de nuestros hijos, no solo las necesidades básicas, fundamentalmente a estas edades, fisiológicas, sino también y más importante aún sus necesidades emocionales, creando un ambiente familiar seguro en el que se sientan amados incondicionalmente, lo que les permitirá desarrollar su autoestima y sus propias capacidades de autogestionarse en cualquier situación que se encuentren en la vida.

“Las emociones son la esencia de la vida (…) Solo podemos conocernos a nosotros mismos a través de lo que sentimos y de las emociones subyacentes”

Sigue leyendo

Noor y el cambio de colegio

Resumen: los motivos que tuvimos mi mujer y yo para sacar a Noor de la Escuela Infantil son básicamente de educación emocional: el vínculo con su maestra. Son muy similares en muchos padres en todas las etapas de la educación. Es una capacidad que no se puede dejar a la buena voluntad del docente sino que precisa una formación específica y profesional.

El año pasado Noor acudía a una Escuela Infantil Pública. Este año acude a un colegio,DSC_0129 también público. No he llegado a poner por escrito los motivos que nos llevaron el año pasado a cambiarla a mi mujer y a mí, quizá porque me parecían agresivas. Ahora me he decidido a explicarlo porque me parece que es algo que sucede con frecuencia y que pone de relieve la importancia de una educación emocional mucho más profesional.

Al comienzo del curso académico pasado, es decir el  2011-12, Noor tenía casi dos años y comenzaba su segundo año en la Escuela Infantil. Como suele suceder con niños tan pequeños, al dejarla por la mañana se quedaba llorando. Esto duró el mes de septiembre y algo de octubre. Poco a poco Noor se iba quedando más contenta y sin dificultades en su “cole”. Así fue transcurriendo el curso, pero al llegar a abril, de nuevo Noor comenzó a llorar y poner dificultades para ir al colegio. Era evidente que le estaba costando ir. Yo la dejaba en el colegio la mayor parte de las mañanas y comprobaba que era diferente según quien fuese la persona que la recibía.  Había 2 profesoras que atendían habitualmente el aula, y Noor siempre se iba con una de ellas y no con la otra. Cuando esta profesora estaba sola, costaba especialmente dejarla y se agarraba a mí. Esto es como la prueba del 9, la comprobación para cualquier padre o madre. Una de las 2 profesoras no había creado bien el vínculo con Noor. Los niños de esa edad, entonces 2 años y pocos meses, son muy directos en sus vínculos emocionales, y no engañan.

Además mi mujer se había fijado en que Noor había generado algún miedo en la relación, como si tuviese miedo de que la regañásemos. A ella le preocupaba fuertemente la creación de miedos a esa edad temprana. Por mi parte, además de comprobar lo que decía mi mujer, también encontré algunos elementos de excesiva disciplina, como por ejemplo como se ponía para que la limpiase después de hacer sus necesidades. Disciplina extraña en una niña de esa edad, que además, y ya he escrito sobre ello, no percibe el asco y este es aprendido.

Juntando los 3 elementos, llorar al dejarla en el cole, los miedos y la disciplina exagerada, decidimos cambiarla de colegio. Realmente con el primero de esos elementos habría bastado, pero pienso que nunca se dan solos, siempre se produce un cuadro. El caso es que a esa edad para nosotros ha sido más importante el bienestar emocional que otras consideraciones.

Me he animado a poner esta consideración ahora porque pienso que nosotros reaccionamos como cualquier padre o madre con su pequeño. De un modo intuitivo, a veces no verbalizado expresamente, pero los padres o los cuidadores de un infante perciben la importancia para este de sus vínculos y actúan para protegerlos. Además pienso que en muchos cambios de colegio, esto ya a todas las edades, influye de modo poderoso este punto de las relaciones establecidas: cambiar significa en primer lugar cambiar las relaciones y así con nuevas relaciones crear una nueva oportunidad. Evidentemente en esos cambios influyen malos resultados académicos, pero en mi opinión para que se tome la decisión de un cambio de colegio deben darse ambos elementos conjuntamente: malos resultados y también mala relación con los profesores. No son los únicos motivos, pero son los motivos que más presentes se encuentran.

2013-04-28 13.17.25(0)Los profesores y profesoras de infantil son muy conscientes de la importancia del vínculo con sus alumnos. En mi opinión falta formación en educación emocional para que esa conciencia no se quede en la simple buena voluntad del docente y este adquiera herramientas para saber cuidarlo. Esto es una parte básica de la cualificación profesional del profesorado. Es decir, no se puede dejar a un simple buen hacer o buena actitud del docente, es necesario un aprendizaje específico, porque esta capacidad de crear vínculo se va a convertir en crucial para la profesionalidad del maestro.

Esto se hace especialmente agudo a las edades de la etapa de infantil, desde 0 a 6 años, aunque en mi opinión sigue siendo importante durante toda la educación aunque evidentemente el tipo de vínculo evoluciona y no es lo mismo la relación en infantil o en primaria o en secundaria.

¿Por qué los profesores no comen con los alumnos?

Resumen: Perplejidad de una madre ante la pregunta de su hija: en España los profesores no comen con los alumnos y comen mejor que ellos. En Finlandia comen con los alumnos y lo mismo que ellos. Se trasmiten dos valores diferentes: somos clases diferentes o somos iguales. Todo el tiempo en la escuela es lectivo. comedor2

Pongo un comentario real de una madre, cuya hija va a un colegio público, pero que sirve me parece para todos en general: «Hoy, mi hija pequeña me preguntó: “Mamá, ¿por qué en el comedor del cole no tenemos ni aceite ni sal ni una jarra con zumo mientras que los profesores lo tienen todo?” La verdad, me quedé pensando sin saber que responder, y me acordé del programa de la sexta sobre educación en Finlandia. Mientras que en Finlandia los profesores comen con los alumnos, en España los profesores no solo comen apartados sino también mejor que los alumnos. Aún no he encontrado una respuesta, ¿alguien se lo puede explicar a mi niña?».

Efectivamente estamos inmersos en un proceso de cambio en la educación, y ese cambio implica muchos cambios de mentalidad y de actitud, que necesariamente deben comenzar por los profesores.

Yo tengo una opinión sobre esto, que necesitará matización, pero que, dado que se trata de mi blog, voy a expresar: los profesores en España están en el rol de profesor y los alumnos en el de alumnos y no hay forma de variar de eso porque hay mucho miedo, al cambio en este punto. De hecho vamos en la dirección de subrayarlo y nos hemos metido a hacer leyes de autoridad del docente, precisamente para marcar más los roles.

Con las dos actitudes se trasmite un valor. Comiendo con los alumnos y lo mismo que ellos, el de que somos iguales: todos igualmente personas. Comiendo separados y cosas diferentes, que somos diferentes. Esto transmite una idea de clases. Es decir,  somos más clasistas (y eso transmitimos) aunque la palabra no guste, a ver si hay alguien que encuentra una más precisa

comedor escolarEntiendo perfectamente que hay más cosas, que los profesores se pasan la vida en el colegio y comer en el comedor escolar no entra entre los mejores placeres de la vida. Al final es una elección y debemos ser conscientes de lo que elegimos. Elegimos en todo y nuestras elecciones tienen consecuencias, mucho más en un ambiente escolar, que querámoslo o no educa. El programa sobre la educación en Finlandia al que se refiere la madre la respuesta fue: todo el tiempo en el colegio es tiempo lectivo.

Mi conclusión es que si queremos llegar a los mismos resultados que Finlandia, tenemos que estar dispuestos a hacer muchos cambios y realizar muchos esfuerzos.